Search
  • Arq. Andre Bodin

André Jacques: Diseño Francés a la Mexicana

André es un arquitecto francés que llegó a México para impulsar una nueva corriente: diseñar y crear espacios que proyecten paz y felicidad. Con conocimientos especializados en espacios culturales y soluciones no convencionales busca hacer una arquitectura con conciencia.


André nació en Francia y creció en Versalles, un lugar de mucho orden. “La ciudad está basada en reglas estrictas del Rey Luis XIV, hasta los árboles tienen forma de cubos”, explica. De ese sitio, él quería escapar.


Pero no solo el lugar era rígido, pues su formación fue regida por militares e ingenieros. Por lo que André se describe como el artista bohemio de su familia. “Soy de letras más que de números. Soy el patito feo”, platica.


Después de estudiar la licenciatura en Arquitectura y una maestría en Urbanismo, se acercó a los maestros para aprender más. Fue así que durante seis años se volvió discípulo de Christian de Portzamparc. “Su visión de la ciudad es increíble, pero yo solo era una mano más que dibujaba sus ideas”, recuerda.

Trabajar para Christian era un peso muy grande. “Te sientes chiquito y tienes que alejarte. Trabajé y aprendí del maestro hasta que un día decidí intentarlo”, explica. Fue así que dejó todo para emprender en México.

Llegar a tierra azteca fue un sueño hecho realidad. “Siempre quise venir a conocer y a explorar México porque me parecía muy exótico. Este país tiene un riqueza infinita y para los ojos de un arquitecto, es una fuente de inspiración”, afirma.


Una aventura a la mexicana


La primera vez que André visitó México fue para asistir a una boda. “Hay una pasión en los mexicanos y cuando conoces a las personas antes del país, te llega al corazón. En Europa somos muy fríos, pero en México saben decir ‘te quiero’. Cuando eso te toca, te enamoras”, explica.

Sin hablar español y sin conocimiento de cómo funciona el país, un 31 de junio de 2011 André decidió echar raíces en México. Los primeros años fueron difíciles y no hubo día que no imaginara que no funcionaría. “Todo el tiempo lo pensaba. Dudar de todo es una filosofía. Para mí, creer es dudar”, explica.


Comenzó a trabajar con Sordo Madaleno, quien fue un parteaguas para su carrera porque practicó el idioma y entendió a profundidad la manera en la que se hacían negocios.


Dos años después, en 2013, fundó el despacho Bodin Bodin Arquitectos enfocado en la búsqueda empírica de la perfección. “Dibujas algo y si el resultado provoca emoción, felicidad, paz o no, es necesario modificarlo hasta que cumpla con los parámetros”, afirma. Desde su llegada a México se ha caracterizado por un aprendizaje constante, como abandonar sus ideas europeas para entender las del país.

“Cuando llegas como extranjero no puedes comparar los sistemas e historia con otros lugares; sacas lo mejor que existe y trabajas para que se haga realidad”, afirma.

Además, aprendió que un arquitecto no solo dibuja y diseña, sino que también debe entender otros temas, como contabilidad, manejo de un despacho, contratos y seguimiento de clientes.“Somos creadores y cada vez que dibujas algo puedes poner en riesgo a la compañía”, explica.


El terremoto 19’s


André vivió el terremoto que sacudió a México el pasado 19 de septiembre de 2017. Una cicatriz que aún se puede ver en los inmuebles de la capital y en los mexicanos.

“Me paralizó porque no sabía qué hacer. Pero junto con mi equipo salimos a las calles a ayudar con el ojo profesional de la construcción que tenemos”, recuerda.

Los días después al terremoto, se dedicaron a estudiar las casas para determinar si la estructura estaba dañada y dar un primer diagnóstico, para luego canalizarlos con las autoridades correspondientes. La voz se propagó y cada vez más personas se acercaron a ellos. Hasta que los recursos se agotaron.


Lo anterior le mostró a André una oportunidad para contribuir, así que fundó la asociación Sismo LISTO, plataforma digital que funciona como medio de comunicación para capacitar a arquitectos y todos los involucrados en la industria de la construcción y estar preparado en caso de un nuevo sismo.

“La idea es organizar a una fuerza de trabajo para dar diagnósticos”, explica, “no es sustituir a las autoridades, es dar una asistencia a alguien que lo necesita y que puede estar en riesgo”, afirma el arquitecto.

Aunque ahora no esté temblando, André afirma que se puede seguir ayudando. Cualquiera persona se puede unir a la asociación sin importar su profesión, la idea es estar organizados y preparados para un evento de esa magnitud. “Aún faltan mucho lugares por investigar y poner orden”, explica.


Dentro de sus planes a futuro está el seguir desarrollando la asociación y continuar con los proyectos, que en promedio son 20 por año, cifra que va en aumento. Actualmente sus proyectos están en Puebla y Baja California Sur y Norte. Además, se encuentra trabajando en un manual de diseño.


Le gustaría dejar de legado el tipo de arquitectura que realiza: con conciencia. “Quiero dejar un arquitectura moral, consciente de paz y felicidad”.







https://lideresmexicanos.com/entrevistas/andre-jacques-diseno-frances-a-la-mexicana/

31 views
  • Black Instagram Icon
  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Pinterest Icon
  • Black YouTube Icon
21e18bf3-8676-4619-9f6f-2fb282dda5fe.jpg